La polémica final: mano pero no penal y Boca caliente

La polémica final: mano pero no penal y Boca caliente
En la última, Barreto frenó una arremetida de Licha López, que tenía razón a medias. El equipo de Battaglia ya venía en llamas.